Rafael Rivero

EL ARTE DE LA PACIENCIA

Rafael Rivero
EL ARTE DE LA PACIENCIA
En un mundo ideal; las lesiones no deberían existir y las enfermedades deberían curarse fácilmente. ¿Apoco no? Pero ya todos sabemos que esto es imposible. 

Es cierto que muchas lesiones pueden prevenirse si entrenamos de la forma correcta y aprendemos a escuchar las señales que nos da el cuerpo. También es cierto que podemos prevenir las enfermedades si llevamos un estilo de vid sano y nos hacemos chequeos cada 4-6 meses.

Pero no siempre es así. Las lesiones pueden aparecer por la simple interacción con el mundo. Una patada en el tobillo, un resbalón por las escaleras; y en mi caso un torzon en el pie. Así mismo, algunas enfermedades pueden desarrrollarse en nuestro cuerpo debido a una causa genética o una serie de eventos en la vida de los que no somos totalmente responsables. 

En cualquier caso, la diferencia no cambia mucho el resultado. Tanto las lesiones como las enfermedades nos mantendrán alejados de las cosas que mas nos gustan y está en nosotros la forma en que las afrontemos.

Hoy, cumplo 15 días de estar alejada 100% de cualquier actividad física; de no poder dar clases en mi estudio, no poder dar clases en Siclo, no poder correr ni entrenar. Y es por eso que HOY te quiero compartir cuatro métodos que te ayudaran a practicar la paciencia y a salir adelante si es que estás en un caso parecido al mio.

1. Primero lo Primero: Acéptalo. Si te das cuenta que tu mente sigue pensando que ¨no deberías de estar pasando por esto¨; es momento de ponerle un alto! Deja de pelear y afronta tu situación actual. 

2. Disfruta el mometo: Si, aunque no lo creas! Consiente, apapáchate, deja que tu cuerpo descanse y se relaje. Es momento para ti; busca algo que hacer ya sea leer, trabajar en algun proyecto que tengas pendiente, cocinar, etc.

3. Haz una conexión con tu interior: Explora tus pensamientos, respira hondo, escucha, analiza tus sentimientos y aprende a estar con esa persona: tu ¨yo¨ interno. 

4. Afrontalo con una buena actitud: Rie un poco y el humor se va a convertir en una ventana para ti. Siempre actúa dando lo mejor de ti y haciendo tu mejor esfuerzo ante lo que sea que estés afrontando.

Y lo mas importante...¡ten paciencia!

Un abrazo y muchas buenas vibras a todos los que estén en este momento estén alejados de aquello que tanto disfrutan.